Wonder Marketing

8 motivos para sumar e-mail marketing a tu negocio

Seguramente recibas a diario un montón de correos electrónicos de marcas que intentan a toda costa venderte sus productos sin ofrecer ningún valor adicional. El e-mail marketing es uno de los tantos recursos del mundo online pero, para que sea efectivo, debe tener una estrategia detrás que esté pensada principalmente en el usuario. 

Podemos usar el envío masivo de correos electrónicos para alcanzar diversos objetivos, pero los dos más destacables son la venta y la fidelización

En esta nota vamos a compartir 8 motivos por los cuales deberías contar con una estrategia de e-mail marketing para tu marca y qué hacer para que de resultados.

 

  1. El e-mail marketing bien utilizado es el canal más rentable del marketing online: haciendo envíos relevantes a destinatarios que hayan dejado voluntariamente su correo en un formulario de suscripción o en un proceso de compra, se pueden alcanzar retornos de inversión ampliamente superiores a los de redes sociales o publicidad paga.
  1. Permite que tu marca se mantenga en el mindset de tu audiencia a costos bajos y con altas probabilidades de que vean tu mensaje: puede que el algoritmo de Facebook no permita que todos tus seguidores vean tu contenido orgánico, pero es mucho más posible que vean un e-mail tuyo en su bandeja de entrada. Es importante que el asunto de tu mail incentive a su apertura y que el contenido no se centre únicamente en tu producto, sino que también vuelvas tus correos un entretenimiento para quien los recibe.
  1. Podés segmentar tus campañas a diferentes destinatarios según diversas condiciones: su comportamiento con tus mails, cómo llegaron a tu base de datos o cuándo es su cumpleaños, entre otras. Así, podrás crear campañas de e-mail marketing mucho más relevantes, con mayores tasas de apertura y probabilidad de conversión.
  1. Las campañas de e-mail marketing pueden automatizarse. Muchas plataformas ofrecen la opción de crear escenarios (comunmente llamados funnels) en los que ciertas acciones de un suscriptor disparan diferentes mensajes. También se pueden personalizar campos como el nombre del receptor para que los mensajes sean más cálidos y así mejorar tu tasa de apertura.
  1. Podés guiar a tus suscriptores y enviarlos a ciertas URLs que quieras que visiten. Utilizando enlaces y llamadas a la acción atractivas, podrás generar una excelente cantidad (y calidad) de tráfico a una categoría de tu sitio web, a tus redes sociales, a un video en YouTube o donde desees.
  1. Existen diversas herramientas muy simples para que puedas realizar envíos masivos de correos electrónicos sin tener conocimientos de programación ni de diseño. El rango de precios también es muy diverso dependiendo de tus suscriptores y/o de la cantidad de envíos que desees realizar, pero muchas de estas herramientas cuentan con una versión gratuita si recién estás empezando.
  1. El e-mail marketing es un canal fácilmente escalable sin disponer de tiempo extra de producción: un mismo correo electrónico puede ser enviado a 1.000 o a 100.000 personas en el mismo momento. Mientras que las redes sociales demandan más atención de sus dueños cuanto mayor es su audiencia, el tiempo que tendrás que dedicar a producir una pieza de newsletter será el mismo independientemente de cuántos suscriptores la reciban.
  1. Podés controlar cuándo tu audiencia recibirá el mensaje: los envíos masivos de mails pueden programarse, lo cual es crucial para acciones como lanzamientos, descuentos por tiempo limitado y estacionalidades como Hot Sale, Cybermonday, etc.

 

Algo muy importante que debés tener en cuenta es que los contactos a los que envíes tus correos deben brindártelo voluntariamente. Comprar bases de datos es una pésima práctica que no sólo te dará muy malos resultados, sino que posiblemente haga que tu dominio termine en lista negra (y en spam como consecuencia).

En resumidas cuentas: el e-mail marketing te permite mantenerte cerca de tu audiencia, contarle las novedades de tu marca y ofrecerle contenido de valor que haga que quieran seguir recibiendo tus mails. ¿Qué esperás para incorporar esta herramienta a tu marca?