Select Page

La clave para que tu negocio tenga éxito y sea sostenible es lograr un match perfecto entre tu producto o servicio y las necesidades insatisfechas de tu cliente. Ya sea que estés por lanzarte al mercado o que quieras entender cómo mejorar tu propuesta, el canvas de la propuesta de valor (Value Proposition Canvas) es una gran herramienta para lograrlo.

Esta matriz se divide en dos partes: a la izquierda encontramos el análisis de propuesta de valor y a la derecha el del perfil del consumidor.

A continuación, vamos a analizar cada recuadro interno de ambas matrices para que puedas desarrollar la propia de tu marca.

Propuesta de valor (cuadrado)

1. Productos y servicios: el objeto que ofreces a tus clientes para ayudarlos con una necesidad puntual e identificada.

2. Vitaminas (gain creators): modos en los que tu producto/servicio aportan beneficios a tus clientes

3. Analgésicos (pain relievers): cómo resolvés los problemas o necesidades de tus clientes

Cada uno de los espacios de este apartado se relaciona en forma directa con la sección circular del perfil del consumidor:

4. Beneficios (gains): son aquellas satisfacciones que espera obtener tu cliente con la adquisición de tu producto o servicio. Puede ser un ahorro de tiempo, de dinero o de esfuerzo, una satisfacción personal o profesional, entre algunos ejemplos.

5. Dolores (pains): ¿Qué sacrifica o pierde tu potencial cliente sin tu producto o servicio?

5. Actividades: ¿A qué problemática periódica de tu potencial cliente podría aportarle una solución tu producto/servicio?

Entonces, los espacios de estas dos partes de la matriz que se relacionan entre sí son:

  • Actividades – productos y servicios: de nuestra parte, tenemos que dejar en claro qué problema (lo más explícito y puntual posible) vamos a resolver si nuestro potencial cliente decide adquirir nuestro producto o servicio.
  • Beneficios – vitaminas: el ejercicio acá será convertir cada una de las principales características de tu producto/servicio en un beneficio para tu cliente.
  • Dolores – analgésicos: pensá en algo que pueda molestarle a tu cliente hacer en forma repetitiva o algún inconveniente que pueda causar el no contar con tu producto/servicio, y utilizá una característica clave de él para eliminar esa incomodidad. 

Armar esta matriz puede ser también muy útil para la generación de contenidos ya que, luego de crearla, vas a ver claramente qué necesitás decirle a tu audiencia para convencerla de elegirte.

Recomendamos, antes de iniciar esta matriz, que tengas pensado quién es tu cliente potencial. Si todavía no lo tenés del todo claro, te recomendamos visitar nuestro artículo “10 preguntas para detectar a tu audiencia objetivo” que puede ser de gran ayuda.

Ahora sí, ¡manos a la obra!